Crisli L. and daughter

"Me lastimé en el trabajo el año pasado. Así que vine y hablé con un asistente legal y me gustó la oficina porque mucha gente habla español. En este tipo de situación, es mejor hablar con alguien en su propio idioma. Te sientes más cómodo y entiendes cada palabra. Cuando Maggie entró, no podía creer que la estaba conociendo. Hace años, tuve un accidente automovilístico y nunca conocí al abogado. Ella y todos en su oficina fueron muy acogedores y muy amables.
Mi caso está resuelto y obtuve más de lo que esperaba. Ahora Maggie y su personal son personas que tengo en mi corazón. Nunca me olvido de ellos. Cualquiera, incluso si piensan que su problema no tiene solución, deben llamar a Maggie."


(Obrera)
Caso de compensación laboral