Betty W.

"Mi esposo y yo tuvimos un accidente automovilístico hace un par de años. Nos detuvimos y fuimos golpeados por atrás por un automóvil que iba a 45 millas por hora. Los asientos se rompieron y había vidrio por todas partes. Estaba completamente desmayada y no recuerdo nada.
Poco después, llamé a Maggie. Ella no es solo una abogada brillante; ella tiene un gran corazón. Ella ha estado allí a mi lado. Si no entendía algo, ella se tomaba el tiempo para explicarme. Yo sé que está ocupada y todo, pero si yo tenía una pregunta, ella me enviaba un correo electrónico o me llamaba."


Caso de Lesiones Personales